Crisis críticas y Emergencias emergentes

“Crisis”,dice el diccionario, es una “Situación grave y decisiva que pone en peligro el desarrollo de un asunto o un proceso”. “Emergencia” significa surgir, brotar, y se define como un “Asunto o situación imprevistos que requieren una especial atención y deben solucionarse lo antes posible”.

En la frontera de México con Estados Unidos no hay ni lo uno ni lo otro, aunque Donald “El Trompas” Trump se llene la boca diciendo que sí, y use la frontera como pretexto para declarar una “emergencia nacional” para … construir una barda.

Entre 1980 y 2000 la Migra detenía alrededor de un millón 600 mil inmigrantes en promedio anual en la frontera. Solo en el 2000, la Migra detuvo más de 250 mil personas, un cuarto de millón al mes, en promedio, que se saltaron las bardas (sí, porque bardas hay desde que Bill Clinton armó su mentada Operación Guardián en 1994), o cavaron túneles, nadaron el río o caminaron por el desierto. El promedio por mes del año pasado no llegó siquiera a los 43 mil, con todo y las caravanas centroamericanas y los rusos y nigerianos y haitianos y lo que sea que trataron de pasar.

  • Pero ni Clinton, ni Bush, ni Obama declararon una emergencia nacional por esos números, como “El Trompas” Trump quiere hacer ahora. Nunca consideraron que hubiera crisis ni emergencia.

Por definición, las crisis se deben atender de inmediato, y las emergencias también. Esperar un par de meses para “declarar” una crisis o una “emergencia” obviamente implica que ni la una ni la otra existen. “El Trompas” amenazó con declararla por tres meses, osea que no llena los requisitos ni de urgencia ni de crisis ni de emergencia. Más pior: fingir una “emergencia” para construir una barda es francamente ridículo. Si bien le va, robándose el dinero originalmente destinado a otros proyectos, civiles o del ejército o de donde se los robe, de aquí al fin de su presidencia dudo que se complete ninguna barda.

  • Pondrá varillas de metal en algunas millas y punto, pero no le alcanza el tiempo para una barda de verdad como la que le prometió a sus fanáticos para ganar las elecciones.

EMERGENCIAS REALES

“El Trompas” ya está desafiado en Corte, por 16 estados por un lado, para impedirle hacer uso de terrenos privados y terrenos protegidos por legislaciones estatales, y por la Unión Americana de Libertades Civiles, por violaciones a la ley al tratar de declarar

su emergencia por el otro. Y tal como lo reconoció al declarar su “emergencia”, sabe que va a perder, que va a tener que apelar, y que el caso terminará en la Suprema Corte dentro de un año.

 

Incluso Nancy Pelosi, líder de la mayoría Demócrata en la Casa de Representantes le atinó al decir que El Trompas debe medir bien lo que está haciendo. Si se puede declarar una “emergencia nacional” como esta, el próximo presidente (Demócrata, se presume), podría declarar una emergencia nacional por las muertes debidas al uso de armas de fuego en este país. Eso declaró al conmemorarse el primer aniversario de la masacre de Sandy Hook, donde 17 jóvenes fueron asesinados por un maniático de extrema derecha.

  • La advertencia es real. La retórica trumpista ha desatado, como pocas veces en la historia, una serie de eventos de racismo, discriminación e incluso crímenes de parte de sus seguidores, que se sienten envalentonados.

No pasan dos semanas sin que algún extremista blanco de derecha cometa algún asesinato contra latinos, musulmanes o afroamericanos. En California se reporta un aumento del 100 por ciento en los crímenes de odio; los grupos extermistas de derecha aumentaron un 30 por ciento; la Guardia Costera capturó a uno de sus tenientes, armado hasta los dientes, que declaró que iba “a matar a todos los Demócratas e inmigrantes que pudiera”, y el Ku Kux Klan tiene permiso para marchar en Ohio porque tiene “derecho a la libre expresión”.

  • Por cierto, salió a la luz que el FBI investigó por posible “terrorismo doméstico” al grupo de “extremistas” By Any Means Necessary (Bamn), por organizar actividades que el FBI consideró “sospechosas”, como eventos contra “las violaciones y ataques sexuales”, la “brutalidad policiaca”, y “conspirar” y organizar una actividad en contra del “derecho a la libre expresión”… del Ku-Kux-Klan.

Comenzaron la investigación después de que un activista de Bamn fue acuchillado… precisamente por un miembro del Ku-Kux-Klan. Al preguntársele al FBI sobre la investigación, el FBI solo declaró que la habían “cerrado por no encontrar ningún acto ilegal de parte de Bamn”, pero no explicaron por qué no mejor investigaron al Ku-Kux-Klan. En fin, que sí hay una situación crítica, pero de nuestro lado, en nuestra comunidad. Los que tenemos que declarar una “emergencia” somos nosotros, lo antes posible, y actuar radicalmente en consecuencia.

Loading Facebook Comments ...