¡Emotiva y merecida despedida!

Por: Diego Giraldo.

En esta vida nada es eterno. Todos sabemos que no hay etapa que no se cumpla ni tiempo que no se llegue. Hace escasos tres meses se llevaron a cabo diversas ceremonias de despedida al hoy excónsul de México en la ‘ciudad de los vientos’, Carlos Jiménez Macías, y el pasado miércoles el turno fue precisamente para quien fuera ‘la mano derecha’ de Jiménez Macías en su importante período frente a la ‘casa de todos los mexicanos en Chicago’ como él mismo la llamaba con frecuencia en sus discursos e intervenciones.

  • Ese aliado, ese peón de mil batallas, ese hombre de confianza durante todo el tiempo de servicio de Jiménez Macías como diplomático en Illinois, no podía ser otro que su Secretario Particular en todos estos años, Ricardo Durán.

Ricardo es un hombre joven, muy preparado, quien además de su lengua natal domina otros idiomas como el francés, inglés y chino gracias a sus estudios en Asia y en Europa.  Se convirtió en pieza clave para la buena gestión del anterior cónsul mexicano en esta zona de los Estados Unidos hasta el punto de conocer cada detalle, cada movimiento y cada punto clave para el buen funcionamiento de todo el equipo consular en el concurrido edificio ubicado en el 204 al sur de la avenida Ashland, al sur de Chicago.

Atento, jovial, inteligente, servicial y con un don de gentes de esos que no es común hoy en día entre los seres humanos, Ricardo Durán se ganó el aprecio no solo de sus compañeros de trabajo sino de muchos activistas y líderes que encontraban en él a ese aliado que les hacía todo más fácil a la hora de necesitar desarrollar sus actividades de servicio en los diferentes clubes de oriundos de federaciones y organizaciones comunitarias.

Ricardo siempre se mostró ¡LISTO PARA AYUDAR Y APOYAR! Siempre con una sonrisa a flor de piel, con un comentario alegre y hasta jocoso para sacar a su interlocutor del aburrimiento común de la rutina, y con la mano extendida para orientar, gestionar y mover lo que fuera necesario para cumplir los objetivos  no solo de activistas, sino de  mexicanos  comunes que con frecuencia lo buscaban, o él mismo se les acercaba para que su estancia en el edificio consular fuera más  amable y sus diligencias de documentos o de cualquier otro servicio llegaran con éxito a su fin, inclusive mucho antes de lo normalmente previsto.

  • Todas éstas y muchas otras cualidades como persona, como amigo, como funcionario y como ser humano, serán las que a partir de esta semana muchos vamos a extrañar en el Consulado General de México en Chicago…

RICARDO DURÁN: “Te deseamos toda la suerte del mundo. Que tu nueva etapa de servicio en México o donde el destino te lleve en tu carrera, sea exitosa, engrandecedora y sobre todo útil e importante para quienes reciben de tu profesionalismo todo ese apoyo, afecto y ayuda eficiente que solo tu sabes brindar en el momento oportuno ¡Buen Viento y Buena Mar! en este camino de servicio y trabajo constante, en el que de pronto, algún día, nos volvamos a encontrar…. 

Loading Facebook Comments ...