Muere el marinero de la icónica foto del beso en Times Square

  • La foto tomada por Alfred Eisenstaedt es reconocida como una insignia del fin de la Segunda Guerra. 
PIE DE FOTO: La foto ha sido expuesta en varios museos al rededor del mundo como una imágen referencia de la Segunda Guerra Mundial.

George Mendonsa, el marinero que besó a una enfermera en pleno Times Square mientras la gente celebraba el fin de la Segunda Guerra Mundial en las calles de Nueva York, murió a los 95 años, informó el diario Providence Journal.  Mendonsa sufrió una apoplejía el domingo después de caerse en el asilo en el que vivía en Middletown, Rhode Island, señaló su hija Sharon Molleur.

  • En la famosa imagen, una de las cuatro que tomó Alfred Eisenstaedt para la revista Life, se ve a Mendonsa inclinado sobre la mujer a la que está besando y que viste un uniforme blanco de enfermera. Mendonsa, que fue desplegado en el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial, estaba de vacaciones cuando la fotografía fue tomada.

Por mucho tiempo este hombre aseguró que era el marinero de la foto sin una confirmación, pero esto no se corroboró hasta hace poco con el uso de tecnología de reconocimiento facial. Sin embargo, según el diario Provicence Journal, Mendonsa nunca pudo convencer a la revista Life de que él era el marino inmortalizado por el lente de Eisenstaedt. La publicación relata que Mendonsa reivindicó durante 74 años que él era el marinero en la foto que Eisenstaedt bautizó como “VJ Day en Times Square”, sin que Life lo reconociera.

Lawrence Verria, quien escribió junto a George Galdorisi el libro “The Kissing Sailor” (2012), indicó que la evidencia de las investigaciones para determinar si Mendonsa era el marinero de la foto era “abrumadora” y consideró que “no hay duda” que “este hombre merece el crédito durante toda su vida”. Eisenstaedt no le había pedido los nombres a los dos extraños que capturó con su cámara mientras se besaban. Más adelante describió que vio cómo el marinero corría por la calle y tomó a la primera chica que se le cruzó.

  • “Corría delante de él con mi Leica mirando hacia atrás sobre mi hombro, pero ninguna de las fotos posibles me satisfacía”, escribió en su libro “Eisenstaedt on Eisenstaedt”. “De repente vi que alguien agarraba algo blanco. Me di vuelta e hice click en el momento en que el marinero besó a la enfermera. Si ella hubiera estado vestida de negro nunca hubiera tomado la foto”.

La cadena CBS recordó que en 2012 reunió nuevamente a los protagonistas de la foto en el lugar donde había sido tomada. “Cuando vi a la enfermera la agarré y la besé”, relató entonces Mendonsa sobre el fugaz encuentro con Friedman, que tuvo lugar en medio de la euforia que generó el fin de la confrontación. “Es una historia sobre nuestra nación y la Segunda Guerra Mundial”, señaló Verria, para quien “al final es una historia sobre dos tesoros nacionales que durante 60
años no recibieron lo que les correspondía”.

Loading Facebook Comments ...