¿Quién es la senadora que busca ser la rival de Trump en 2020?

  • Elizabeth Warren, demócrata progresista, ya lanzó comité exploratorio de su candidatura presidencial.

La senadora Elizabeth Warren, una de las caras más conocidas del ala progresista del partido demócrata y una de las mayores críticas de presidente Donald Trump en la arena política, anunció a fin del año 2018 que creó un comité exploratorio para analizar su posible candidatura presidencial de cara a las elecciones de 2020, en las cuales eventualmente tendría que enfrentarse con el mandatario estadounidense.

En un video de cuatro minutos y medio, Warren se enfocó en la clase media y su situación económica. «La clase media de Estados Unidos está bajo ataque. ¿Cómo hemos llegado aquí? Los multimillonarios y las grandes corporaciones decidieron que querían más de la tarta», apuntó la senadora por el estado de Massachusetts.

De este modo, Warren se convirtió en la candidata demócrata más conocida en anunciar su intención de llegar a la Casa Blanca y enfrentarse al presidente estadounidense, Donald Trump, que ya ha anunciado su intención de buscar la reelección.  En diciembre, el demócrata Julián Castro, que fue secretario de Vivienda durante el Gobierno del presidente estadounidense Barack Obama (2009-2017), también dijo que había creado un comité exploratorio y que daría a conocer su decisión final a principios de enero.

         “MAYORES OPORTUNIDADES”
En sus  mensajes, Warren dijo su visión es alcanzar un camino de oportunidades para todos los estadounidenses, no solo para los ricos. «Todas las personas en Estados Unidos deberían ser capaces de trabajar duro, jugar con las mismas reglas y procurarse cuidado para ellos y las personas a las que aman -afirmó en una publicación en Twitter- Eso es por lo que estoy luchando y por eso estoy lanzando un comité exploratorio para ser presidenta. Les necesito conmigo».

Warren dijo en septiembre que evaluaría con seriedad la posibilidad de buscar la nominación demócrata para enfrentarse a Trump -republicano- en 2020.  Ambos chocaron con frecuencia durante la campaña presidencial de 2016 y Trump se burló de su supuesta ascendencia nativa estadounidense llamándola «Pocahontas». La burla del mandatario se originó por la publicación en octubre de los resultados de una prueba de ADN que se hizo Warren, para demostrar que probablemente tiene raíces de nativos americanos.

El diario The Boston Globe publicó el resultado que, en un primer momento, demostraba «pruebas sólidas» de que hubo un nativo americano en el árbol genealógico de Warren.  Sin embargo, horas más tarde el diario reconoció que hubo un «error matemático» al calcular la herencia genealógica de Warren y que, en realidad, la política tiene entre 1/64 y 1/1.024 de origen nativo americano.

Y no solo hubo burlas de Trump sino enfado en la tribu indígena Nación Cherokee, la cual aseveró que el uso de una prueba de ADN para demostrar «cualquier conexión» con orígenes nativoamericanos «es inapropiado e incorrecto».  En 2012, cuando la legisladora decidió identificarse como nativoamericana en el directorio de la Asociación de Escuelas de Derecho de EE. UU. sin pruebas suficientes, hizo que los conservadores la acusaran de mentirosa.

Warren, uno de los arquitectos de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor, establecida tras la crisis financiera de 2008, ha sido una voz fuerte en el Senado en todo lo relacionado con asuntos financieros.  Exprofesora de la Escuela de Leyes de Harvard, Warren hizo campaña con la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton en 2016 y atacó con dureza a Trump, al que acusó de estar movido por la avaricia y el odio.

Loading Facebook Comments ...